Por: Cristina D. Olán Martínez

Con 1,836 acres (1,873 cuerdas) de terreno en las que habitan especies de aves y plantas en peligro de extinción y amenazadas, un centro de visitantes y veredas, el Refugio de Vida Silvestre en Cabo Rojo, perteneciente al Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS, por sus siglas en inglés), ofrece una alternativa de educación ambiental en el oeste de Puerto Rico.

El Centro de Visitantes y las nuevas Oficinas Centrales de USFWS, ubicadas en el Refugio de Cabo Rojo, abrieron sus puertas al público el sábado, 3 de diciembre de 2011 en una inauguración que se caracterizó por la diversidad de actividades educativas y recreativas. Más de mil personas, entre ellas familias, grupos de escuelas y niños escuchas, disfrutaron de un día de sana diversión.

Los participantes realizaron un paseo guiado a través del nuevo Centro de Visitantes. El mismo cuenta con exhibiciones en las que se muestran plantas y animales en peligro de extinción, aves endémicas y migratorias y ecosistemas. Asimismo, se ofrece información sobre USFWS y los refugios en el Caribe.

Los Niños Escuchas de la Tropa 39 dijeron presente en la actividad.

“Queremos ofrecer una experiencia educativa sobre los recursos naturales de Puerto Rico,” señaló Susan Silander, directora de los Refugios Nacionales de Vida Silvestre del Caribe.

Susan Silander, directora de los Refugios de Pesca y Vida Silvestre del Caribe, ofreció un saludo protocolar.

Estos refugios, según lo explicado por Silander, suman a un total de nueve y están ubicados en Puerto Rico, en las Islas Vírgenes Estadounidenses y en Navassa, una isla al oeste de Haití. En Puerto Rico, contamos con cinco refugios en cinco lugares distintos: Cabo Rojo, Laguna Cartagena en Guánica, Vieques, Culebra e Isla Desecheo. El refugio en Culebra es el más antiguo. Fue establecido en 1909. Por su parte, el refugio en Cabo Rojo es el más nuevo. Fue establecido en 1974, luego de que la CIA abandonara las instalaciones y tras dos siglos de actividades ganaderas intensas en terrenos que albergan múltiples ecosistemas de importancia vital para la subsistencia de especies en peligro de extinción o amenazadas.

“En el Refugio de Cabo Rojo podemos encontrar diversos ecosistemas como el bosque seco subtropical, los manglares, lagunas hipersalinas, charcas de agua dulce y quebradas intermitentes,” indicó Oscar Díaz Marrero, administrador de los Refugios de Vida Silvestre de Cabo Rojo y Laguna Cartagena.

El componente principal del Refugio de Cabo Rojo son Las Salinas. La industria de la sal, según lo explicado por Díaz, es la primera industria que se crea en el Nuevo Mundo, en el año 1511. Actualmente, son las últimas salinas que están produciendo sal en Puerto Rico.

Además, el Refugio de Cabo Rojo cuenta con múltiples designaciones. El mismo es una Reserva de Aves Costeras en el Hemisferio Occidental, hábitat crítico para la mariquita de Puerto Rico (1976), Área Crítica para la Vida Silvestre (DRNA, 2005) y Área Importante de Aves (Bird Life International, 2007).

Debido a la importancia que tienen las aves en el Refugio de Cabo Rojo, USFWS ofreció un recorrido de observación de aves temprano en la mañana. Durante el recorrido, fue posible observar y escuchar algunas de las aves que habitan en el Refugio. El mismo es hogar de aves endémicas, tales como la reinita mariposera, el juí, el falconcito y la mariquita de Puerto Rico. Asimismo, en el refugio sobrevuelan las auras, los turpiales, el juí blanco y la gallareta. Las aves nativas también comparten el espacio con patos zarceles y pechiblancos y con reinitas migratorias—como la pechidorada, la galana y la tigre—que vienen a buscar alimento durante el invierno.

Algunos de estos datos sobre las aves, así como otra información sobre el Refugio y sobre otras especies de animales y plantas, fueron explicados en una película que se exhibió en el nuevo auditorio. Los participantes tuvieron la oportunidad de complementar la información obtenida en la película y en el Centro de Visitantes con un recorrido por el vivero.

“El propósito de este vivero es proveer material para la reforestación de los terrenos de los refugios manejados por USFWS y mejorar el hábitat para la vida silvestre. Además, se están propagando especies raras y listadas [en peligro de extinción] para ayudar a la recuperación de dichas especies,” señaló el biólogo Omar Monsegur.

Entre las plantas que se cultivan en el vivero, se encuentran varias especies endémicas en peligro de extinción, tales como: la Eugenia woodburyana, el palo de rosa (Ottoschulzia rhodoxylon), el higo chumbo (Harrisia portoricensis), el diablito de tres cuernos (Buxus vahlii) y la palma manaca (Calyptronoma rivalis), entre otras. En el vivero, que comenzó a funcionar hace nueve meses, también se mantiene una colección de especies listadas en peligro de extinción, esto con propósitos educativos. Esta colección incluye especies tales como: Mitracarpus polycladus, Goetzea elegans, el arbusto Cordia bellonis, la Peperomia wheeleri—una especie familia de la planta de la cual se obtiene la pimienta—, Leptocereus grantianus, una especie de cactus endémico de Culebra, y el bariaco (Trichilia triacantha). La inauguración, además, contó con música, telescopios para la observación solar, la presencia de artesanos y exhibiciones de distintas agencias relacionadas a la conservación, al manejo y al uso sustentable de los recursos naturales. Diversos departamentos de USFWS, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (DRNA), las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), el Border Patrol, Caborrojeños por la Salud y el Ambiente, los Municipios de Cabo Rojo y de Lajas, la Universidad Interamericana, la Red Sísmica y el Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico (PSGUPR), formaron parte del nutrido grupo de entidades que colocaron sus exhibiciones y ofrecieron material educativo.

“Parte de las responsabilidades de las dos agencias, USFWS y Sea Grant, es educar, a las personas en Puerto Rico y en las Islas Vírgenes, sobre la conservación de especies en peligro de extinción o amenazadas. Tradicionalmente, hemos tenido una relación de cooperación, amistad y camaradería con USFWS. Lo lógico es que, en un evento como este, la inauguración de sus Oficinas Centrales y el Centro de Visitantes, Sea Grant esté presente. Es importante que todas las agencias que tenemos injerencia en la conservación del medio ambiente apoyemos los esfuerzos educativos que llevamos a cabo,” expresó Ruperto Chaparro Serrano, director del PSGUPR sobre la participación de Sea Grant en la actividad.

El Refugio y el Centro de Visitantes están abiertos al público de lunes a sábado, desde las 9:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. Las veredas podrán ser utilizadas el año que viene y contarán con rotulación apropiada. La entrada es gratuita. Para más información, sobre el Refugio y el Centro de Visitantes o para planificar visitas grupales, puede llamar al (787) 851-7297. También, puede visitar la página electrónica: http://www.fws.gov/caribbean/es/.

 

La autora es Coordinadora de Comunicaciones del Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico. Ella agradece la información brindada por Susan Silander, Oscar Díaz y Omar Monsegur, todos adscritos al Servicio Federal de Pesca y Vida y Silvestre, en el proceso de redacción de esta reseña. Para más información, puede escribir a comunicacionespsgupr@gmail.com


Leave a Reply