INTRODUCCIÓN
CAPÍTULO 1 ¿Cómo es un Coral?
CAPÍTULO 2 ¿Cómo se forma un arrecife?
CAPÍTULO 3 Los Habitantes del Arrecife de Coral
CAPÍTULO 4 Las Funciones Ecológicas de los Arrecifes
CAPÍTULO 5 Los Arrecifes de Coral como Recurso Natural
CAPÍTULO 6 El Impacto de las Actividades Humanas sobre los Arrecifes de Coral
CAPÍTULO 7 Medidas para la Conservación y Protección de los Arrecifes de Coral
GLOSARIO
Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico

Actividades como la pesca excesiva y el uso de algunas artes de pesca, como las nasas y la pesca con dinamita, han reducido grandemente las poblaciones de peces de los arrecifes. Las embarcaciones que navegan cerca de los arrecifes pueden causar grandes daños a los corales con sus motores y sus anclas. El exceso de sedimentos que se originan en las tierras interiores, las prácticas agrícolas deficientes, el desarrollo costero y la contaminación son las causas principales de los impactos negativos sobre los arrecifes de coral en el Caribe.

La pesca, aunque sea tradicional o artesanal, con embarcaciones pequeñas y de baja tecnología, puede tener impactos negativos en los arrecifes causados por las artes y por métodos de pesca que se usan para atrapar especies particulares. Si se pescan grandes cantidades de peces y mariscos, de tamaños muy pequeños o individuos en etapa reproductora, se produce sobre pesca. Las especies utilizadas como alimento para los humanos son a su vez los consumidores de otras especies en el arrecife. Estas relaciones entre especies es lo que mantiene números adecuados de individuos en las poblaciones del arrecife. Si se eliminan los herbívoros (consumidores primarios), entonces las poblaciones de algas aumentan en grandes cantidades y asfixian los corales. Si se disminuyen las poblaciones de los depredadores (consumidores secundarios y terciarios), entonces, aumentan otras especies y provocan desbalances poblacionales en el arrecife.

La mayoría de los arrecifes de coral del mundo están sufriendo por la sobre pesca. Una de las medidas que se ha tomado para evitar la sobre pesca es el establecimiento de planes de manejo pesquero. Mediante este mecanismo se controla el número y el tipo de artes de pesca y de embarcaciones que pueden pescar en los arrecifes. Además se establecen vedas que prohíben la pesca de algunas especies en diferentes épocas del año. Se prohíbe también la captura de animales pequeños o juveniles o hembras que tengan huevos.

La basura que de alguna forma llega a los arrecifes, ya sea porque fue arrastrada por las corrientes de los ríos desde las montañas hasta el mar, o porque fue tirada desde las embarcaciones al agua, causa graves daños a los corales y otros organismos que viven en el arrecife. Los plásticos de los pañales desechables cubren los corales y los asfixian, también interrumpen el paso de la luz necesaria para las zooxantelas. Los desechos de artes de pesca (redes, anzuelos, nasas, cadenas y sogas) que se dejan abandonados en el mar causan numerosos problemas a los animales que se mueven en el arrecife.

Pose su cursor encima de uno de los puntos anaranjados de abajo para conocer más sobre el impacto de las actividades humanas en el arrecife de coral

Ya vimos anteriormente que los corales crecen mejor cuando las aguas son transparentes y con buena circulación. Estas condiciones se alteran cuando las escorrentías de las montañas y de la costa arrastran grandes cantidades de sedimentos o fango que llegan al mar y obstruyen el paso de la luz solar hacia el arrecife. Los corales que quedan expuestos a condiciones de contaminación por sedimentación pierden sus zooxantelas, disminuyen su velocidad de crecimiento y eventualmente se mueren los pólipos, quedando solamente los restos rocosos de los exoesqueletos que se cubren con algas y bacterias.

En algunos lugares de Puerto Rico, como Vieques y Culebra, los arrecifes fueron destruídos y contaminados con metales pesados al ser utilizados por muchos años como áreas de prácticas militares por la Marina de Guerra de los Estados Unidos. Esa misma situación se encuentra en algunos atolones del Océano Pacífico donde los Estados Unidos y Francia hicieron prácticas militares con explosivos. Aunque a menor escala, es igualmente destructiva la práctica de pesca con explosivos, común en las Filipinas y en otros lugares del mundo.

Los arrecifes forman una barrera muy efectiva para la protección de la orilla contra el oleaje. Estos son los primeros que reciben la energía del embate de las olas, cuando hay marejadas. Una vez las olas descargan su energía contra esta barrera, el agua de la ola se derrama hacia la orilla. Las especies de corales macizos y fuertes como el Acropora palmata y el Montastraea annularis pueden tolerar esas grandes olas. Uno de los impactos negativos mayores sobre los arrecifes es cuando por diferentes razones se rompe esa barrera, ya sea para proveer acceso a las embarcaciones, o porque al tirar las anclas se rompen los corales y se fragmenta el arrecife. Esta pérdida es irreparable, pues construir un nuevo arrecife es un proceso que toma miles de años. Las corrientes y el oleaje pueden entonces llegar a la orilla con toda su energia y provocar erosión de los hierbazales marinos y de las playas.

Además de estos daños causados por las actividades humanas, ocurren también enfermedades y cambios en el clima que afectan a los arrecifes en todo el mundo. En la región del Caribe, huracanes de mayor intensidad como fueron David y Federico en 1987, causan estragos sobre los arrecifes, especialmente sobre los corales que viven en las partes llanas y de frente al oleaje. Todos los trabajos científicos destacan la necesidad de tener en cuenta que todos los componentes del arrecife coralino están íntimamente ligados, que no se puede modificar uno sin alterar el ecosistema completo y que el costo de restaurar o dar tratamiento posterior sobrepasa por mucho el costo de la prevención.

En algunos lugares se construyen arrecifes artificiales con diferentes materiales. Estos son colocados en el fondo marino, cercanos a lugares donde existen arrecifes naturales que han sido impactados, para proveer espacios de vivienda para los animales y recuperar la diversidad. Los experimentos de transplantes del coral cuerno de ciervo (Acropora cervicornis) que se llevan a cabo en diferentes lugares en Puerto Rico pueden ser un paso de avance para la restauración de áreas arrecifales que han sido perturbadas.

Página diseñada por el Centro de Asistencia Educativa