INTRODUCCIÓN
CAPÍTULO 1 ¿Cómo es un Coral?
CAPÍTULO 2 ¿Cómo se forma un arrecife?
CAPÍTULO 3 Los Habitantes del Arrecife de Coral
CAPÍTULO 4 Las Funciones Ecológicas de los Arrecifes
CAPÍTULO 5 Los Arrecifes de Coral como Recurso Natural
CAPÍTULO 6 El Impacto de las Actividades Humanas sobre los Arrecifes de Coral
CAPÍTULO 7 Medidas para la Conservación y Protección de los Arrecifes de Coral
GLOSARIO
Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico

Los arrecifes coralinos son considerados entre los ecosistemas marinos más ricos en biodiversidad del planeta. El arrecife también tiene una productividad primaria muy alta. Aunque las aguas en las cuales se encuentran los arrecifes son pobres en nutrientes, la asociación simbiótica entre las zooxantelas y los tejidos de los pólipos y los procesos de reciclaje de nutrientes permiten esta alta productividad.

La localización de los arrecifes de frente al mar abierto, especialmente los de tipo bordeante y de plataforma, constituyen barreras muy efectivas que absorben la energía de las olas. Esta pared de corales frente al oleaje protege las costas de manglares y las playas.

El exoesqueleto de los corales pétreos es una de las fuentes principales de sedimentos. Cuando los pólipos mueren, los esqueletos calcáreos son arrastrados por las corrientes marinas y, como resultado de la acción de las olas y del movimiento contra las rocas, se rompen en pedazos formando arenas. Las arenas calcáreas de la Isla de Mona, de Vieques y de Culebra se formaron a partir de los corales que bordean esas costas. Otros organismos del arrecife como los erizos, los moluscos, los crustáceos, así como las algas verdes calcáreas y las algas rojas coralinas también contribuyen a la formación de arenas. Estas arenas se acumulan en las orillas formando las playas de arenas blancas que tienen las islas tropicales.

Vista aérea de los arrecifes de Culebra

Costa de La Parguera

Vista aérea de los arrecifes de La Parguera, Lajas.

Página diseñada por el Centro de Asistencia Educativa