CAPÍTULO 1 ¿Cómo es un Coral?
CAPÍTULO 2 ¿Cómo se forma un arrecife?
CAPÍTULO 3 Los Habitantes del Arrecife de Coral
CAPÍTULO 4 Las Funciones Ecológicas de los Arrecifes
CAPÍTULO 5 Los Arrecifes de Coral como Recurso Natural
CAPÍTULO 6 El Impacto de las Actividades Humanas sobre los Arrecifes de Coral
CAPÍTULO 7 Medidas para la Conservación y Protección de los Arrecifes de Coral
GLOSARIO
Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico

En los mares y océanos tropicales, donde las aguas son tibias, cristalinas, con buena circulación y mucho oxígeno, se encuentra uno de los sistemas naturales más espectaculares del ambiente marino: el arrecife de coral. El arrecife de coral es un sistema natural o ecosistema sumamente valioso. Los corales son los animales responsables de construir el arrecife. Además, el espacio - grutas y huecos- que se forma entre los corales provee hábitats para una gran diversidad de peces y de otros animales marinos, tales como las langostas, los pulpos, los cangrejos y los moluscos.

De los arrecifes los seres humanos obtenemos muchos beneficios. Gran parte de las especies de peces que utilizamos como alimento provienen de los arrecifes. Algunos medicamentos importantes han sido obtenidos de corales y de esponjas marinas que habitan en los arrecifes. Además, el arrecife protege a la orilla del oleaje fuerte evitando la erosión de la costa.

Los arrecifes de coral más espectaculares del planeta se encuentran en la Gran Barrera de Arrecife de Australia y en Belice a lo largo de la costa Atlántica de América Central. La Gran Barrera de Arrecife de Australia tiene tal tamaño que es distinguible desde una nave espacial. Cerca del 14 por ciento de los arrecifes coralinos del mundo se encuentran en la región del Gran Caribe. Esta región comprende el norte de América del Sur, las costas caribeñas de América Central, incluyendo la península de Yucatán, el arco de islas de las Antillas, el Golfo de Méjico, el estrecho de la Florida y las Bahamas. Aquí se distinguen, por su desarrollo y diversidad de organismos, los arrecifes de barrera y los atolones de la costa de Yucatán que se extienden a lo largo de la costa de Belice, Honduras y Nicaragua.

Todas las islas del Caribe tienen arrecifes coralinos de diversa magnitud particularmente en las costas protegidas del oleaje, con pocas descargas de agua dulce y de sedimentos provenientes de los ríos.

En Puerto Rico hay arrecifes de coral en diferentes lugares. Entre los más extensos se encuentran los del oeste, como Margarita, con una milla de largo en la costa de Cabo Rojo y los de las aguas llanas alrededor de la Isla de Mona. También existen arrecifes de coral en la costa suroeste, desde Guánica hasta la Isla de Caja de Muertos, en la costa sur. El arrecife de la Cordillera, frente a Fajardo en la costa este, es una Reserva Natural del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para la protección de los arrecifes. Los arrecifes alrededor de las islas de Culebra y de Vieques son conocidos internacionalmente por su gran belleza. En algunos lugares, como en la Bahía de Jobos en Aguirre y en Guayanilla, quedan pequeñas comunidades de corales vivos de lo que hace cerca de treinta años eran extensos arrecifes. En estos lugares los arrecifes están bastante cerca de la costa. En lugares como Tourmaline, en la costa oeste y en Tres Palmas en el noroeste, los arrecifes están en aguas más profundas. Diferentes instituciones científicas de Puerto Rico y de otros lugares del mundo han realizado investigaciones científicas muy importantes en los arrecifes de La Parguera en Lajas, y en La Cordillera de Fajardo.

En todo el mundo los arrecifes coralinos se encuentran sometidos a grandes demandas de uso por sus beneficios. Los estudios científicos demuestran que muchas de las actividades humanas que se llevan a cabo en los arrecifes, cerca de éstos, así como en tierra adentro, tienen efectos negativos sobre los corales y los organismos que viven en los arrecifes.

Muchos de los impactos negativos sobre los arrecifes coralinos tienen su origen en la falta de conocimiento que tienen las personas sobre la naturaleza de estos ecosistemas. Conocer mejor los componentes de los arrecifes de coral y los procesos ecológicos que ocurren en este importante ecosistema, es probablemente el paso más importante y urgente hacia su protección.

El objetivo principal de éste libro es familiarizar a los jóvenes con las características y las funciones ecológicas de los arrecifes de coral que existen en las aguas alrededor de Puerto Rico. Queremos también destacar la importancia vital de este ecosistema en nuestro planeta y los impactos negativos que tienen muchas de las actividades humanas sobre los arrecifes.

Aunque el estudio de los arrecifes coralinos ha estado esencialmente considerado como una actividad científica, queremos destacar que se puede aprender sobre ellos a través de otras disciplinas. Despertar el interés entre los jóvenes como tú en torno a otros aspectos del arrecife, por ejemplo, la recreación y el disfrute de la naturaleza, ayudará a conservar tan valioso recurso natural.

Te invitamos a que nos acompañes en este viaje por el arrecife de coral. Al final, sabemos que podremos contar contigo como un comprometido defensor de los arrecifes de coral.

Página diseñada por el Centro de Asistencia Educativa